La holofonía viene a ser para el audio lo que la holografía para la imagen, y la verdad es que los efectos conseguidos son realmente espectaculares, es como si cerraras los ojos y estuvieses en otro lugar.

Para conseguir que el cerebro sea capaz de adivinar la posición de la fuente de sonido, se graban las secuencias de cada oído independientemente empleando una cabeza de maniquí equipada con dos micrófonos omnidireccionales situados a la altura de cada oreja. Luego ambas grabaciones se recombinan usando técnicas correctivas, y el resultado se emite por un único canal. Esta técnica imita como el sonido llega a cada oído que interactúa con la forma de las orejas humanas y la cabeza, el cerebro “cree” que lo que se uno escucha por cada audífono lo esta haciendo en persona. A diferencia del estéreo, solo es la emisión del sonido en dos canales.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=IUDTlvagjJA[/youtube]

En éste vídeo de audio se representa holofónicamente una peluquería, para es necesario el uso de auriculares para poder apreciarlo correctamente.

Ejemplo del sonido en mono, estéreo y holofónico:

Primero un sonido de una caja de cerillas normal en mono:

Vale, se escucha siempre igual, ahora el mismo sonido en estéreo:

La cosa cambia, ahora está mejor, van cambiándose de un lado a otro, pero ahora el sonido holofónico, sonido en 3 dimensiones, merece la pena:

El efecto es impresionante, venga díselo al que tengas al lado que lo oiga también jeje.

Más sonidos holofónicos:

Voz sensual:

Secador:

Tijeras del pelo:

Campana:

Fuente: neonauta.blogspot.com, fraann.wordpress.com